Despedida por WhatsApp | Alberto Madame

Despedida por WhatsApp

No vulnera el derecho a la intimidad aportar como prueba una conversación por Whatsapp, cuando un de los interlocutores la facilita libremente a la empresa. Así lo ha entendido recientemente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia de 24 de abril de 2014, analizando un supuesto en el que el contenido de la conversación de Whatsapp ha servido además para justificar el despido de una trabajadora.

Se trataba de un supuesto de una trabajadora que prestaba sus servicios como ATS/DUE en una residencia geriátrica y que en varios mensajes de Whatsapp con compañeras de trabajo, demostró estar cometiendo errores graves en la administración de la medicación a algunos residentes y una clara falta de diligencia en el desempeño de sus funciones. Estos hechos estaban significativamente agravados por el hecho de que la trabajadora ya había sido sancionada anteriormente por indisciplina y desobediencia en el trabajo.

En oposición al despido, la trabajadora alegó que el acceso a la conversación privada de Whatsapp entre compañeras de trabajo supone una intromisión en su derecho a la intimidad y una vulneración de su derecho al secreto de las comunicaciones y por tanto no es legal utilizar dicha conversación como prueba válida del incumplimiento laboral. Sin embargo, el tribunal niega que se haya producido una vulneración del art. 18.3 CE, ya que el conocimiento de la conversación privada lo tiene la empresa por la revelación de la otra interlocutora, esto es, por un acto de delación, hecho que encaja en uno de los supuestos en los que el Tribunal Constitucional ha validado la grabación y revelación de conversaciones.

 

Sin comentarios | Leído 731 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*